Autor: Leo Mellado

Se trata del mayor sedán de la marca checa y llega a nuestro mercado con precios que parten en $22.990.000.


Skoda lanzó la más reciente generación de un modelo con nombre histórico en la casa checa, el Superb. Este modelo utiliza el nombre de un prestigioso modelo, elegante como pocos en la Europa de la primera mitad del siglo pasado, que se presentara en 1934.

"Por primera vez en Chile lanzamos este imponente sedán, el que viene a complementar nuestro line up y nos posiciona en un nuevo segmento para nuestra marca, con un equipamiento y prestancia que estamos seguros no pasará inadvertido", afirmó Arturo Schonffeldt, brand leader de Skoda Chile.

Tiene un diseño de cortes lineales, con una grilla y focos dotados del estilo sobrio que este fabricante le ha inyectado a toda su gama.

Estos conceptos se repiten en el interior, donde hay un amplio despliegue de equipamiento, que incluye volante deportivo multifunción forrado en cuero y con paletas de paso de marchas, computador a bordo, sistema de audio con pantalla táctil con Mirror Link, climatizador bi-zona, cargador de celulares inalámbrico y guantera refrigerada, entre otros.

De acuerdo con ?koda, el Superb está levantado sobre una nueva plataforma con chasís más amplio, lo que se traduciría en un mayor espacio para los pasajeros. Ejemplo de ello es que quienes vayan en los asientos traseros gozarán de un espacio para las piernas de 157 mm, "cifras casi el doble de las de la competencia", señala la marca en un comunicado.

A ello se suma un maletero con capacidad de 610 litros, que aumentan a 1.740 si se abaten los asientos.

El modelo llega en dos versiones. La primera porta un motor de 1,8 litros TSI que entrega 180 hp y, la segunda, de 2 litros TDI de 190 hp, las que generan un par máximo de 250 Nm y 400 Nm respectivamente. Se ofrecen también dos transmisiones: la DSG7 para la versión a gasolina y la DSG6 para la diésel.

En cuestiones de tecnología, el Superb es el primer modelo de la marca en contar con Control Adaptativo del Chasis (DCC) asociado al Driving Mode Select, un asistente que permite que el modelo se adapte a las condiciones de la ruta y estilo de manejo. Así también, cuenta con el sistema de Control Crucero Adaptativo, que regula la velocidad sin interferencia del conductor. Con este sistema, el auto puede sostener una velocidad y frenar si es que un vehículo se pone por delante.

Otro de los elementos que destacan en este modelo son las luces con sistema AFS, el que permite que los focos delanteros sean redirigidos en concordancia con el ángulo del volante y la velocidad del vehículo, mejorando la visibilidad, sobre todo, en las noches.

Obviamente, el Superb ofrece siete airbags , control electrónico de la tracción y de la estabilidad, cámara de retroceso, control de descenso en pendientes y otros sistemas.

La versión a gasolina costará $22.990.000 y la diésel, $23.990.000. La marca proyecta la venta de 25 unidades en los próximos diez meses.
 

Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí