Autor: Leonardo Mellado

En la más reciente serie de prueba de choque de EuroNCAP, los Volvo S90 y V90 obtuvieron el máximo de 5 estrellas, contra solo 2 logradas por el Ford Mustang.

La EuroNCAP acaba de dar a conocer los resultados de su primera serie de pruebas de impacto de 2017, que buscan evaluar la seguridad de los automóviles que se venden en el mercado europeo.
En esta ocasión fueron evaluados los Volvo S90, un sedán, y el V90, de carrocería station wagon, así como el Ford Mustang.

De acuerdo al informe de EuroNCAP, los modelos de Volvo “toman ventaja de muchas de las tecnologías avanzadas del XC90 y dejaron una buena impresión en todas las áreas de evaluación”. La entidad agregó que el sistema de frenado autónomo que llevan de manera estándar, que protege de impactos contra otros vehículos y previene los atropellos de peatones, “funcionó excepcionalmente bien”.

Como consecuencia, declara entusiastamente el comunicado de EuroNCAP, “los resultados del S90
y V90 sobrepasan el mejor resultado total de cualquier modelo probado el año pasado y determinan que los tres mejores autos probados alguna vez por EuroNCAP sean todos Volvo”.

Respecto del Ford Mustang, el informe de EuroNCAP señala que las 2 estrellas logradas por este modelo se debieron a sus resultados relativamente débiles en protección de adultos y niños y “por la preocupante
falta de equipo de seguridad que están disponibles comúnmente en el mercado europeo”.

En la prueba de impacto frontal descentrado, señala el informe, “los airbags tanto del conductor como
del pasajero se inflaron de manera insuficiente para proporcionar contención a los ocupantes”. Además, en
la prueba de impacto frontal completo, “la falta de pretensionadores en los cinturones de seguridad traseros y limitadores de carga implicaron que el pasajero de atrás se deslizara bajo el cinturón aumentando el riesgo de heridas abdominales”.

Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES