Autor: Leonardo Mellado enviado especial a Sudáfrica

Con estas dos nuevas versiones, la marca alemana completa el abanico de posibilidades del coupé de cuatro puertas.
Porsche continúa evolucionando la nueva generación del Panamera. Esta vez el turno fue de las versiones Executive y 4E-Hybrid que se presentaron en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, donde la marca alemana habitualmente hace sus pruebas de nuevos modelos durante el invierno boreal. De ambos, el más llamativo es sin duda el Panamera 4 E-Hybrid, cuya base tecnológica fue extraída del superdeportivo 918 Spyder. A pesar de ello, los ingenieros de Porsche no emplearon el motor V8 de este, decantándose por un más modesto V6 biturbo de 2,9 litros, que junto al motor eléctrico, es capaz de producir 426 cv y una par máximo de 700 Nm que está disponible de forma instantánea desde que se pisa el acelerador.

Gernot Döllner, vicepresidente de la Línea de Productos Panamera, explica que el nuevo tren de potencia híbrido del modelo tiene un comportamiento diferente comparado con el de la generación anterior. Explica que por razones de optimización del uso de la batería, antes era necesario presionar el 80% del recorrido del pedal del acelerador para que el motor eléctrico entrara a apoyar al térmico. En cambio ahora, Porsche se dejó de delicadezas vanas para el cliente, así que el motor eléctrico entra en acción desde el principio cuando se opta por el modo de manejo deportivo. Esto garantiza una diversión ilimitada al volante y permite al Panamera 4 EHybrid pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,6 segundos cuando se emplea la función Boost. Además, ofrece una autonomía puramente eléctrica de aproximadamente 50 kilómetros y un consumo homologado de 2,5 l/100 km; o sea, 40 km/l, según el nuevo ciclo de conducción europeo (NEDC)

ÁGIL CAJA DE CAMBIOS
Al igual que en los otros modelos Panamera de la segunda generación, para transmitir la potencia al sistema de tracción total se emplea una nueva caja de cambios de doble embrague PDK de ocho velocidades, que sustituye al convertidor automático de ocho velocidades de su predecesor. La alimentación del motor eléctrico proviene de una batería de iones de litio con refrigeración líquida provista
por Samsung. Tiene la gracia de que su potencia aumentó de 9,4 a 14,1 kWh, pero su peso sigue siendo el mismo y está instalada bajo del suelo del maletero. Esta batería se carga completamente en 5,8 horas a través de una conexión convencional de 230 V con 10 A. Si, en vez del cargador de 3,6 kW de serie, se utiliza el cargador de a bordo de 7,2 kW opcional y una conexión de 230 V con 32 A, la batería del Panamera se recarga en 3,6 horas. La carga también se puede iniciar mediante temporizador con el
Porsche Communication Management (PCM) o la app Porsche Car Connect (para smartphone y Apple Watch). Además, el Panamera 4 E-Hybrid está equipado de serie con un sistema de climatización auxiliar, para refrigerar o calentar el habitáculo durante la carga.

PANAMERA EXECUTIVE

EJECUTIVOS.— 
Todos los 
modelos 
Panamera 
Executive 
incorporan un 
equipamiento 
mejorado.

En cuanto al Panamera Executive, se trata de una variante con distancia entre ejes ampliada en 150 milímetros, un aspecto que apreciarán especialmente los pasajeros de la parte trasera. El espacio libre para las piernas, y por consiguiente el confort, aumentan de nuevo significativamente. Además, todos los modelos Executive incorporan un equipamiento mejorado que incluye, por ejemplo, la suspensión neumática adaptativa, un sistema de techo panorámico, asientos eléctricos en la parte trasera, calefacción de los asientos delanteros y traseros, y persianas en la parte posterior.





Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES