Autor: Leo Mellado

La marca del león presentó la actualización de su 3008 en un evento en línea que pudo ser visto en directo en todo el mundo. Se trata de la primera renovación de importancia que recibe el SUV galo desde su introducción en 2016. Las mejoras afectan a su aspecto exterior, al habitáculo y a la dotación tecnológica del modelo.

Con unas 800.000 unidades vendidas en todo el mundo, el modelo tiene entre sus jalones haber sido designado “Car of the Year 2017”.

Para la edición de 2021 los principales cambios exteriores están en el frontal. La parrilla ahora es diferente, sin marco, y está acompañada por unas entradas de aire laterales en color negro brillante. En los ejemplares GT o GT Pack, hay una parrilla con un diseño específico ligeramente más deportivo.

También cambia el aspecto de los faros, que ahora son más agresivos. Incluyen de serie ledes en algunas o todas sus funciones en relación a la versión y equipamiento escogido.

En la parte posterior hay unos grupos ópticos con ledes que lucen un diseño en 3D y cuentan con intermitentes secuenciales. Estas luces están cubiertas por un cristal ahumado, que complementa la tapa del maletero negra, enfatizando la anchura del modelo.

En la versión GT Pack incluye unas llantas de aluminio de 19” con un diseño igualmente nuevo, mientas que los logotipos "GT" también tienen un estilo actualizado. Asimismo, los ingenieros de Peugeot aprovecharon para ampliar la paleta de colores con el Azul Célebes y el Azul Vértigo para sumar un total de siete alternativas.

En el interior también hay mejoras, empezando por la nueva pantalla central de 10”. Desde ella se manejan casi todas las funciones del auto, además del sistema multimedia y de entretenimiento. Y justo debajo, como hasta ahora, hay un conjunto de siete pulsadores del tipo teclado de piano, que dan acceso directo a algunas de esas funciones. El cuadro de mandos es totalmente digital y tiene una pantalla configurable de 12,3 pulgadas.

Todos los Peugeot 3008 2021 incluyen un selector de modos de conducción. Desde él puedes elegir los modos Normal, Sport y Eco. Adicionalmente, las variantes híbridas enchufables ofrecen los modos Electric, Hybrid, Sport y 4WD. A todo lo anterior hay que sumar nuevos acabados que, según Peugeot, contribuyen a mejorar la sensación de calidad a bordo del todocamino.

Entre las novedades tecnológicas más relevantes está el sistema de visión nocturna, que tiene la capacidad de detectar peatones o animales por la noche a distancias de entre 200 y 250 metros. También está el control de crucero adaptativo con función de parada y arranque automático en combinación con la caja de cambios automática; y también el asistente de posicionamiento en el carril, el de frenado automático de emergencia o el reconocimiento de señales ampliado.

La gama de propulsores es básicamente la misma que hasta ahora aunque reducida. Hay dos opciones híbridas enchufables: Hybrid4 300 e-EAT8 con 300 cv de potencia y tracción a las cuatro ruedas y el Hybrid 225 e-EAT8 con 225 cv y tracción delantera. A estas dos opciones se suman dos motores a gasolina con 130 y 180 cv y un diésel de 130 cv