Autor: Leo Mellado

Rolls-Royce lanzó las primeras imágenes oficiales del Dawn Silver Bullet en lo que el linajudo fabricante británico llama “el hábitat natural” del convertible: la carretera abierta.

El modelo fue fotografiado a orillas del lago de Garda, en el norte de Italia, zona que el fabricante consideró adecuada para apoyar el carisma del modelo. Bajo el sol italiano, el Rolls-Royce Dawn Silver Bullet “hace honor a su nombre, viajando con velocidad y precisión”. Su pintura Brewster Silver ultra-metálica es “un guiño vibrante” a autos épicos del pasado, como los Silver Dawn, Silver King, Silver Silence y Silver Spectre.

Desde el punto de vista arquitectónico, el modelo está basado en el Drophead de cuatro asientos, pero en el Silver Bullet solo lleva dos, de manera que se transforma en un elegante roadster mediante la adición de un Aero Cowling, una tapa fabricada con titanio pulido con vapor y tapizada con cuero natural, donde iban los asientos traseros.

“Lanzado en 2020, Rolls-Royce Dawn Silver Bullet es una interpretación contemporánea del espíritu y la experiencia de conducción de un roadster clásico, que ofrece a los conductores comprometidos una combinación sublime de serenidad y sofisticación con una estimulante sensación de libertad absoluta”, señala con no poca exaltación la información de la marca.

Rolls-Royce no informó en esta ocasión los precios del modelo, pero dado que la producción del Dawn Silver Bullet está estrictamente limitada a 50 ejemplares para todo el mundo, seguro que lo que hay que pagar por él no es de liquidación.

Lo que sí se sabe es que bajo el capó lleva un V12 de 6,5 litros que desarrolla una potencia de 570 hp y 820 Nm de par máximo. Esta fuerza llega al piso gracias a una transmisión automática ZF de 8 velocidades.