Autor: Leo Mellado

Con la llegada del Toyota C-HR, directo al segmento C-SUV, la marca japonesa completa una gama de seis modelos híbridos en nuestro mercado, dejándola en el liderazgo en la oferta en este tipo de tecnología.

Aunque muchos señalan que es más un crossover que un SUV, el modelo deriva del conceptual del mismo nombre presentado en el Salón de París en 2014. Desarrollado sobre la plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture), originalmente fue lanzado al mundo en 2016 y desde entonces ha resultado llamativo por su aspecto poco común.

Su diseño, de hecho, puede ser clave para confrontar rivales como el Honda HR-V o el Mazda CX-30, que también tienen diseños muy reconocibles. Su puesta en escena con tapabarros muy marcados y una línea de techo que se inclina pronunciadamente hacia la popa, le dan un toque de coupé deportivo que incluso recuerda a alguna propuesta de la francesa DS. Tiene unas dimensiones de 4,4metros de longitud y 2,64 metros de distancia entre ejes, mientras que su maetero admite 377 litros.

Orginado en Turquía, el modelo 2020 viene con cambios que se concentran en el diseño, desempeño, tecnología y seguridad. No obstante, lo más llamativo es su sistema de propulsión, que en nuestro país propone solamente una alternativa: un sistema híbrido de 122 hp con motor de 1,8 litros y que, a diferencia de varios otros modelos de reciente lanzamiento en Chile, no es del tipo enchufable. En otros mercados hay versiones de 1,2 y 2 litros, pero no están disponibles para Sudamérica, de acuerdo a la marca.

El rendimiento de esta maquinaria, medido de acuerdo al ciclo de ensayo de la Comunidad Europea (homologado en el Ministerio de Transporte de Chile), es de 28,7 km/l en ciudad, 24 km/l en ciclo mixto y 23,3 km/l en carretera. Esto porque al ser híbrido es más eficiente en recorridos urbanos, donde gran parte del recorrido puede hacerse en modo eléctrico. Más todavía, Toyota consiguió que el motor a combustión lograra una eficiencia térmica de 40%, superior y no por poco, a la mayoría de los motores a gasolina.

De acuerdo a la marca, la asistencia eléctrica de la dirección fue mejorada, mientras el nivel de aislamiento acústico de la cabina se elevó.

El equipamiento de seguridad incluye una amplia gama de asistencias al frenado, como control de estabilidad, asistente de arranque en pendiente, control de tracción, distribución de frenado. Además, tiene 7 airbags.

La lista de equipamiento contiene el sistema multimedia compatible tanto con Android Auto como con Apple CarPlay, lo que permite cargar actualizaciones en el sistema de navegación y da acceso a todo el universo iOS y Android a través de la pantalla táctil multifunción de 8". Asimismo, viene con asistente de estacionamiento que mediante sensores ayuda a estacionar casi automáticamente el vehículo.

Su precio es de $26.990.000.