Autor: Leo Mellado

El mercado de las camionetas medianas es uno de los más atractivos del mercado chileno. Crisis más, pandemias menos, estos vehículos comerciales son versátiles, pragmáticos y estéticamente llamativos, de modo que hasta hace unos años estaba dominado por las marcas de origen japonés, con pocas excepciones; sin embargo, los fabricantes chinos están entrando muy fuerte y el más reciente actor con ganas de llevarse una tajada es JMC Motors, que acaba de revelar su Vigus Work.

De acuerdo a la marca, representada en Chile por SKBergé, JMC es número 2 en materia de camionetas en el mercado chino, de modo que no es una aparecida en este campo. De hecho, ha establecido alianzas con Isuzu y Ford para el desarrollo de motores y vehículos de trabajo respectivamente.

El estilo del modelo es perfectamente convencional con una máscara hexagonal flanqueada por las luces antiniebla y, como elemento más original, una entrada de aire delgada por encima de la mencionada máscara, que une los grupos ópticos delanteros, que le da un toque de modernidad. Muy interesante es la disponibilidad de barra antivuelco y de cáncamos de sujeción en el exterior de la caja de carga.

La Vigus Work llega con una única alternativa de motor, un diésel JMC “con tecnología Isuzu” de 2,5 litros turbo, que genera 123 hp y un torque máximo de 310 Nm entre 2.000 y 2.400 rpm.

La caja de cambios es manual y la tracción es trasera en la versión de entrada. Además se ofrece una variante 4x4.

De acuerdo a las cifras de homologación, el modelo entrega rendimientos de combustible de 8,8 km/l en ciudad, 11 km/l en ciclo mixto y de 12,9 km/l en carretera. Su capacidad de carga es de 800 kilos.

El interior incluye volante multifuncional regulable en altura, pantalla táctil de 7”, puerto USB, 2 parlantes y 2 altavoces de agudos; cierre con comando a distancia de puertas, sensor de estacionamiento, pisaderas laterales, entre otros.

En cuanto a seguridad, posee dos airbags delanteros, ABS + EBD, sistema antirrobo, inmovilizador, alarma, barras de acero laterales, carrocería y jaula integrada, entre otros.

“Estamos muy contentos de presentar este modelo en el mercado, que viene a complementar la oferta de vehículos comerciales de la marca, posicionándose como el producto de entrada con precio competitivo y con un equipamiento y comodidad ideal para todo tipo de trabajo”, señaló Nicolás Piracés, gerente general de JMC Chile.

Los precios son de $9.990.000 + IVA, la versión 4x2 y de $11.490.000 + IVA la versión 4x4, pero en ambos casos tienen descontados los bonos. Todos los modelos incluyen una garantía de 3 años o 100.000 km.