Autor: Emol

Hace cuatro años se conoció el primer vehículo eléctrico urbano desarrollado por la empresa suiza Micro Mobility Systems Ltd, más conocida como Micro, y que no era otra cosa que una versión más moderna del popular Isetta de BMW. Ahora la marca europea regresa con un diseño mejorado de su chasis y nueva motorización que extiende su autonomía hasta los 200 kilómetros.

Calificado como el "iPad del mundo de la movilidad", el Microlino 2.0 es un pequeño auto para la ciudad con una longitud total de solo 2,4 metros y que ahora se presenta con una apariencia más aerodinámica gracias a un sistema de iluminación empotrada en la carrocería, además de una franja de luz LED y el manillar de su puerta oculto.

El Microlino 2.0 también es más alto que su predecesor y crea espacio adicional en la cabina. Los diseñadores también instalaron vidrio lateral más alto y pilares A más delgados para mejorar la visibilidad.

La parte trasera ha sido completamente rediseñada ya que el nuevo coche tiene una pista trasera un 50% más ancha para una mayor comodidad y seguridad.

Para acomodar el cambio, los diseñadores crearon un nuevo parachoques que presenta una franja LED que incluye luces para los frenos y las señales de giro.

Los cambios continúan en la cabina ya que el volante ya no está montado en la puerta. Ahora reside en una columna independiente y la compañía dice que se puede "plegar hacia adelante" para mejorar la entrada y la salida.

El modelo también es más espacioso y presenta una barra de aluminio en el tablero que recuerda los orígenes de Micro como una compañía dedicada a fabricar scooters eléctricos.

Este último detalle no es solo por su aspecto, ya que los teléfonos inteligentes y los altavoces Bluetooth se pueden "sujetar" de esta barra.

Respecto de sus prestaciones, se informó que el Microlino 2.0 saldrá al mercado europeo en dos versiones. Una de ellas es de largo alcance con 200 km. de autonomía, mientras que la versión básica estará limitada a una autonomía de 125 km.

Ambas versiones alcanzan una velocidad máxima de 90 km/h. gracias a un motor de 15 kW que es alimentado por una batería NMC que se puede recargar en solo cuatro horas conectada a un enchufe doméstico normal.

Esta motorización es más moderna y con mejores prestaciones que la versión anterior según la compañía que explicó que "el motor asíncrono de la generación anterior se cambió por un motor síncrono de imán permanente que proporciona aproximadamente un 15% más de eficiencia y una potencia significativamente mayor".

Para pesar de muchos este microvehículo solo estará disponible en Suiza en una primera etapa a un precio de 12.000 euros, poco más de 11 millones de pesos chilenos, en la versión básica y no se descarta que su venta se extienda a otros países en un corto plazo.

Según reveló la empresa, ya existen más de 17 mil reservas del microauto cuyas primeras unidades comenzarán a ser despachadas en 2021.

Microletta: Una moto eléctrica de tres ruedas

Pero este innovador vehículo eléctrico urbano no fue la única sorpresa de Micro Mobility Systems Ltd, ya que también presentó la Microletta, que no es otra cosa que una motocicleta eléctrica de tres ruedas que está clasificada oficialmente como triciclo en Europa.

Dicha distinción no deja de ser importante en el Viejo Continente, ya que este triciclo eléctrico solo puede desplazarse a una velocidad máxima de 80 km/h. por lo que su conductor no está obligado a tener licencia de conducir de motocicletas y solo bastará una licencia tradicional.

Diseñado para llenar el vacío entre los e-scooters y el Microlino, el Microletta tiene dos baterías con una capacidad de 4.2 kWh. Cada uno permite que el triciclo tenga una autonomía cercana a los 100 km con una sola carga.

Además las baterías son extraíbles y se pueden cambiar según sea necesario.

El Microletta es técnicamente un concepto, pero la compañía tiene la intención de poner el vehículo en producción.

Sin embargo, Micro aseguró que en una primera instancia destinará todos sus esfuerzos en construir todos los Microlino ya reservados.

Pese a ello adelantó que si es posible reservar las primeras unidades del Microletta que tendrá un valor aproximado a los 4.900 euros, es decir unos cuatro millones y medio de pesos chilenos.