Autor: Emol

En octubre pasado Renault presentó Oroch, la segunda apuesta de la marca para el segmento de las pick-ups, la que busca combinar el confort de un SUV con la versatilidad de una camioneta multipropósito.

Además, Oroch busca revolucionar su segmento posicionándose estratégicamente entre las pick-ups compactas y las medianas, ofreciendo cuatro puertas, espacio suficiente como para llevar hasta cinco pasajeros y 650 kilos de carga.

Diseño conocido

Estéticamente es fácil distinguir su parentesco con el SUV Duster, modelo con el que comparte plataforma y líneas de diseño, que lo dotan de una imagen robusta y bien lograda, pese a su carácter de pick-up doble cabina.

En términos de medidas, Oroch alcanza los 4.700 mm de largo, 1.821 mm de ancho y 1.694 mm de alto (con barras en el techo), los que le permiten transportar hasta cinco pasajeros. Sin embargo, las plazas traseras no ofrecen un área demasiado amplia para las piernas de estos, aunque sí para sus cabezas.

A esto suma un despeje de 206 mm lo que le otorga ciertas capacidades off-road, pese a sólo contar con tracción simple.

El diseño interior se caracteriza por su sencillez y funcionalidad, así como por la correcta calidad de los materiales empleados en el habitáculo.

Probamos la versión tope de línea Intens 2.0, la que incorpora una evolución del sistema multimedia de la marca Media Nav 2.0, que suma una interesante función de asistencia a la conducción como el ecoscoring y el ecocoaching, herramientas que brindan consejos personalizados para mejorar el estilo de conducción y así disminuir el consumo de combustible.

Además, este sistema incluye una pantalla táctil de 7” integrada al tablero, la que tiene un uso muy intuitivo, aunque su legibilidad no es tan buena con luz solar. Otros elementos destacables de su equipamiento son el GPS, entrada USB, Bluetooth y el aire acondicionado, aunque la capacidad de enfriamiento de este último podría mejorarse.

Al sentarse tras el volante, uno se encuentra con una posición de manejo elevada, que ofrece una buena visibilidad y permite controlar con relativa facilidad el entorno. Tarea que se ve simplificada con los sensores de retroceso.

Mecánica

Probamos la versión Intens, que equipa un motor de 2 litros con 143 hp a 5.750 rpm y un par máximo de 198 Nm a 4.000 rpm. Bloque que va asociado a una transmisión manual de seis velocidades, que ofrece un buen nivel de precisión cuando se pasa de marcha.

Este tren motriz ofrece una respuesta correcta y le permite desplazarse con soltura tanto en el tráfico urbano como en carretera y caminos fuera de ruta.

Junto a esto, Oroch ofrece un andar placentero gracias al buen trabajo de la suspensión, asemejándose más en este sentido a un vehículo de pasajeros que a uno de trabajo. Transmitiendo firmeza y una sensación de control, gracias a la suspensión trasera independiente Multilink, que evita que se transmitan a la cabina las imperfecciones del camino, ni vibraciones, a la vez que mejora la estabilidad en curva.

La dirección, por su parte, tiene un tacto pesado y poco preciso que termina siendo un poco agotador en caminos revirados o cuando se requiere volantear demasiado.

Los frenos de discos ventilados en el eje delantero y tambor atrás, en tanto, le otorgan una correcta capacidad de frenado a la Renault Oroch, los que además incorporan los sistemas ABS, AFU (asistencia de frenaje de urgencia) y REF (repartidor electrónico de frenado).

De esta forma, Renault Oroch se posiciona en un nicho con pocos rivales directos, situándose entre las pick-ups de una tonelada y las compactas, con un precio altamente competitivo, lo que la convierte en una opción muy interesante para quien busque un vehículo versátil y altamente funcional, ya sea de uso recreacional o trabajo.
Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES