Autor: LEO MELLADO

UNOS CONSEJOS PARA QUE EL VEHÍCULO NO SUFRA TANTO CON LOS PREVISIBLES CALORES DEL VERANO QUE SE APROXIMA.
 Aunque esta primavera ha sido bien variable en cuanto a clima, es un hecho que el verano se aproxima y, con este, llegan las intensas radiaciones solares. Por eso es conveniente seguir algunos consejos para proteger el auto del calor y de los rayos del sol. 
Comenzamos con lo más obvio: evita estacionar donde el auto quede expuesto al sol, sobre todo en las horas centrales del día. No siempre es posible hacerlo, pero deberías intentar buscar siempre la sombra.
Ten en cuenta también el desplazamiento de la Tierra durante el día. Si vas a estar mucho rato en un lugar, quizá en el momento de dejar el auto se quede al sol, pero al rato estará a la sombra.

Siempre que dejes tu auto estacionado en algún sitio al aire libre, colócale un parasol en el parabrisas delantero (y si quieres también en el trasero). Al parar los rayos del sol, reducirás la cantidad de calor en el interior del vehículo. Como muchas veces es imposible evitar que se caliente el habitáculo, puede ser de gran utilidad este truco para enfriar un auto rápido (comprobado, baja la temperatura un par de grados).
También es buena idea utilizar protectores para el volante. Te evitarás esos momentos terribles de volver a conducir y quemarte las manos, lo que aumentará tu seguridad (porque lo ideal es esperar a que el volante
no esté tan caliente, pero poca gente lo hace).
Lava el coche de forma regular. Las pinturas de los autos más modernos son bastante más resistentes que
antaño al daño de los rayos ultravioleta, pero no son invulnerables. Y si el auto ya tiene sus años, con mayor
razón. Un buen aseo y el empleo de una cera con absorbente para rayos ultravioleta son de una ayuda inestimable. 

Las partes de cuero y materiales sintéticos del interior requieren también una limpieza especial para que no envejezcan rápidamente.
Asegúrate de que el sistema de refrigeración del auto está en perfecto estado. Si no funciona bien, el calor del verano hará que el motor se recaliente mucho más fácilmente, lo que aumentará el riesgo de averías.











Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí