Autor: RENÉ DURNEY C.

Eran los “patitos feos” en los salones del auto. Ahora todos los miran porque son el adelanto de un futuro que viene demasiado rápido.
 Los autos “concepto” han ganado espacio en los últimos salones mundiales del automóvil. Si antes eran simples “voladas” de los diseñadores para mostrar en volúmenes reales lo que estaban pensando para el futuro, el público mostraba más interés en los autos “reales”, porque no se vislumbraban tantos cambios tecnológicos en el futuro inmediato.
Pero transcurrido apenas 17 años del nuevo siglo, la revolución tecnológica del aquí y el ahora se llama movilidad híbrida y eléctrica en lo inmediato, y autónoma en un par de años más. Las tres están ya inventadas y en pleno proceso de masificación, especialmente las dos primeras. Por ello, los autos concepto tienen un periodo de desarrollo más acotado en el tiempo y se hacen más visibles para el público.
Estos son cinco de los concept cars más atractivos que acabamos de ver en el Salón del Automóvil de Frankfurt, que se inauguró esta semana y en donde, obviamente, las marcas alemanas “tiraron toda la carne a la parrilla”.

JAGUAR.— El Jaguar XE SV Project 8 es un conceptual que vimos en el pabellón del fabricante británico.
Será la actualización del actual XE y tendrá un motor V8 de 5 litros que erogará 600 caballos de potencia. Se fabricarán solo 300 unidades y en la marca aseguran que será un auto para coleccionistas.

BMW.— La apuesta de BMW es el Visión Dynamics, un sedán mediano eléctrico que estará en producción en 2025 y que será la opción entre el pequeño i3 y el i8. Tendrá una autonomía de 600 kilómetros y puede alcanzar una velocidad de hasta 200 km/h. El Visión Dynamics será uno de los 12 modelos puramente eléctricos que se ha propuesto tener BMW en el año 2025. Los restantes 13 vehículos de la “cifra mágica” de 25 serán de tecnologías sin emisiones.

AUDI.— El Audi Aicon es un eléctrico que podría ser la futura limusina de conducción autónoma de la marca de los anillos. Tiene cuatro motores eléctricos, uno por cada rueda, y suman 354 hp de potencia.
La energía proviene de una batería que se distribuye por todo el piso. No tiene volante ni pedales porque en este auto no hará falta un chofer. Parece increíble, pero es el próximo paso. Mientras viajan, los pasajeros podrán entretenerse viendo películas o navegando por internet en las enormes pantallas ubicadas en el tablero de instrumentos. Y en el exterior no dispondrá de focos convencionales, sino de superficies digitales compuestas de cientos de pixeles triangulares que proyectarán luz.

MINI.— Gran expectación produjo la presentación del Mini Eléctrico, que la marca comenzará a producir en 2019 y que pretende captar a la enorme cofradía de seguidores del icónico modelo inglés. El Mini eléctrico verá la luz después de haber trabajado en silencio desde 2008 con 600 unidades de prueba que se fabricaron para testearlos en diversos climas y que sirvieron para dar vida al pequeño BMW i3 eléctrico, que ya lleva un tiempo en el mercado. Conservará el ADN original de Mini, pero con cambios visibles en el frontal, donde no habrá una parrilla abierta, pues los motores eléctricos no necesitan el mismo flujo de aire de refrigeración que el del un motor a combustión. Tampoco tendrá tubos de escape, pero lucirá unos simulados en la zaga para conservar el look tradicional. Se fabricará en una planta anexa a la de Oxford, en Inglaterra.

BMW.— Pero no todos los conceptuales apuntan al tema futurista. Un modelo que tiene una larga historia es el BMW Z4, que presentó su concepto del que lanzará en 2018 y que es una sofisticada evolución del deportivo Z4 que se conoció en 2002 y que comenzó a producirse en 2003, con las lógicas actualizaciones que duraron hasta 2016, año en que dejó de producirse.






Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES