Autor: LEO MELLADO

El XC40 es el más compacto de la gama de la marca sueca y además de versiones a gasolina y diésel, habrá otra híbrida y una completamente eléctrica.
Definitivamente, es el modelo que le estaba faltando a Volvo. Luego de renovados sus XC90 y XC60, necesitaba de manera imperiosa un SUV/crossover de entrada que le permitiera batallar contra modelos como los BMW X1 y X2, Audi Q2 o Mercedes-Benz GLA.
Así, acudimos en Milán al destape mundial del nuevo Volvo XC40.
El modelo fue presentado en el nuevo Volvo Studio de esta ciudad del norte de Italia –un concesionario con una sala de ventas de estilo muy contemporáneo– rodeado de objetos de uso cotidiano desarrollados en Escandinavia, como skateborads, floreros, instrumentos electrónicos y relojes, entre otros, para definir un marco de referencia estética del nuevo SUV de Volvo.
Este, como le gusta presumir a la gente de la marca sueca, tiene un diseño donde la elegancia se logra mediante trazos claros y simples en el exterior,  donde destaca un muy robusto pilar C, elemento que asoma como lo más distintivo de este modelo respecto de sus hermanos mayores.
El interior, también de refinamiento muy nórdico, se caracteriza por una simpleza donde la funcionalidad queda muy por encima de cualquier recoveco barroco. El panel de instrumentos y la consola central son totalmente digitales (y táctil esta última), lo que permitió eliminar la mayor parte de los botones y teclas.
Mide 4,42 metros de longitud, 1,87 de anchura y 1,63 de altura y es el primer modelo de la nueva arquitectura modular de vehículos (CMA) de Volvo, base de los próximos vehículos de la serie 40 –un nuevo V40 está de camino–, incluidos los modelos totalmente electrificados. 
En el interior, además, la firma resalta su practicidad a través de un espacio de almacenamiento más funcional en las puertas y debajo de los asientos, un cargador inductivo para celulares, un gancho abatible para colgar pequeñas bolsas y una papelera desmontable en la consola del tabique central.
Entre las prestaciones de seguridad y asistencia al conductor incluidas en el XC40 se encuentran el sistema Pilot Assist de Volvo Cars, capaz de controlar dirección a velocidades de entre 65 km/h y 200 km/h en vías bien señalizadas, la alerta de cruce con freno automático y la cámara de 360º, que es opcional.
Respecto a los motores, en Milán se anunciaron versiones con el D4 diésel de 2 litros con 190 cv, o un motor a gasolina, también de 2 litros T5 y 247 cv. Además, el XC40 también será el primer modelo de Volvo disponible con el nuevo motor de tres cilindros del fabricante sueco. Más adelante se añadirán otras alternativas de propulsión, así como una versión híbrida y otra completamente eléctrica. 
Todos van asociados a una caja de cambios automática de 8 velocidades y tracción total.
Hakan Samuelsson, CEO de Volvo señaló que “la meta de la marca es convertirse en un fabricante realmente sostenible en el largo plazo” y en ese escenario, el nuevo XC40 aportará con una producción de 100.000 unidades por año, que se producirán en plantas de Bélgica y China.
“No estamos interesados en producir más, sino en hacer mejor lo que ya estamos produciendo en los segmentos principales”, añadió Samuelsson, al responder si la marca tenía planeado lanzar nuevos SUV al mercado para densificar su oferta, al estilo de lo que hacen las marcas premium alemanas.
El ejecutivo también destacó que junto con el nuevo modelo, Volvo Cars lanzó un nuevo servicio de suscripción, “Care by Volvo”, gracias al cual el cliente adquiere el uso del vehículo abonando una tarifa mensual fija.
Por ahora, este sistema estará disponible solo en Europa.
Además, “dependiendo de la disponibilidad regional, Care by Volvo ofrecerá servicios de conserjería digital tales como repostaje de combustible, limpieza, recogida para mantenimiento o entrega de las compras realizadas por comercio electrónico en el propio vehículo”, añadió Samuelsson.
Esta modalidad estará disponible inicialmente en algunos mercados europeos y en Estados Unidos.
Por otra parte, con el Volvo XC40 serán los primeros clientes de Volvo que podrán compartir su vehículo con su familia y amigos gracias a una nueva tecnología de llave digital, en detrimento de la llave física. Esta función de uso compartido viene de serie para los clientes de Care by Volvo. 



















Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES