Autor: JAVIERA LASTRA AMAYA

ALARMAS, TRABAVOLANTES, CORTACORRIENTE, ENTRE OTROS, SON ALGUNOS DE LOS DISPOSITIVOS QUE TIENEN LOS AUTOMOVILISTAS PARA EVITAR EL HURTO DE SUS VEHÍCULOS. LA MAYORÍA SE ENCUENTRAN FÁCILMENTE EN EL MERCADO.
El robo de vehículos siempre ha existido, pero eso no quiere decir que sea inevitable. Ya no importa en qué comuna o lugar se esté, hoy en cualquier parte se está expuesto a que pueda ocurrir. Sin embargo, en los últimos diez años han surgido varios accesorios que ayudan a evitar o a hacer que sea más difícil la sustracción de automóviles.
Antiguamente el clásico elemento que se utilizaba para espantar a los ladrones eran las alarmas, las que con el tiempo fueron perdiendo protagonismo en lo que a protección del auto significa.
Pese a ello, todavía son un buen instrumento para distraer o ahuyentar a los amigos de lo ajeno.

VARIEDAD DE PRECIOS
La variedad que existe en el mercado es muy amplia, al igual que sus precios, que fluctúan entre los $20 y $100 mil. Lo más evolucionado en este ámbito es la alarma con inmovilizador satelital, la que permite realizar un seguimiento del automóvil en caso de cualquier irregularidad.
Están disponibles desde los $50 a los $200 mil, dependiendo de la calidad y sistema que utilice.
Según los expertos, los cortacorriente son uno de los accesorios más útiles para prevenir el robo de vehículos.
Su sistema funciona gracias a una herramienta eléctrica que imposibilitará el arranque del motor al momento de querer hacerlo andar sin la llave. El dispositivo se instalará en algún lugar poco visible del habitáculo o podrá accionarse a través de la alarma. Se puede encontrar desde los $9 mil.
Otro de los accesorios que sirven para proteger el auto son las láminas de seguridad que se ubican en los vidrios.
Estas son transparentes y están hechas de poliéster. Su labor es impedir que se pueda ingresar al vehículo mediante la ruptura de una ventanilla. Su precio en el mercado comienza en los $15 mil. Un elemento al que también se le ha comprobado su efectividad es el trabarruedas, más conocido como pitbull.

Éste se debe ubicar en el neumático delantero izquierdo, lo que hará imposible que el vehículo se pueda mover. Es de fácil instalación y se puede encontrar desde supermercados hasta en locales especializados a un precio inicial de $20 mil.
La mayor novedad en la industria automovilística para reprimir los temidos robos es un sistema que funciona bloqueando la dirección del volante del vehículo.
Una especie de cerradura se ubica en la columna del manubrio y se puede bloquear y desbloquear a través de una llave única. De esta manera, aunque se dé arranque al motor, será imposible moverlo. Este accesorio se encuentra en todo el mundo, pero ha tenido mayor efecto y popularidad en Europa. Su nombre es Redez Lock y se puede encontrar por internet.













Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES