Autor:

Los productos de la marca estadounidense aventajan a los equivalentes de la competencia “tradicional” a pesar de ofrecer prestaciones y precios similares.

A pocas semanas de comenzar las entregas de los primeros Tesla Model 3 en Estados Unidos, sus competidores siguen sin encontrar un modelo que iguale su éxito en ventas.
Algunos expertos están comparando el impacto de este modelo con el que suele tener la llegada al mercado de una nueva generación del Apple iPhone.
Los consumidores tienen una marcada preferencia por los modelos de Tesla por encima de productos similares de marcas “tradicionales”.
El Model 3 es el modelo más barato de la marca especialista en eléctricos.
Esta se había concentrado en vehículos de alto precio, pero con el recién llegado el escenario es completamente diferente, pues ya registra 400.000 ejemplares pedidos a un precio de US$35.000.
Por contraste, el gigante General Motors (GM) tiene desde hace meses en el mercado el Chevrolet Bolt, un
vehículo eléctrico similar al Model 3 en cuanto a prestaciones y precio. No obstante, entre enero y julio de este año, solo habían vendido algo más de 9.500 ejemplares.
Incluso el Model X, el SUV de Tesla, que se vende por un precio que parte en US$94.000, ha vendido más que el Bolt.

Lo mismo se puede decir del Nissan Leaf, un vehículo eléctrico que lleva años a la venta en todo el mundo y cuya versión S está a la venta en Estados Unidos con un precio de US$30.000. Sin embargo, la marca japonesa solo ha conseguido vender en Estados Unidos 8.531 unidades en lo que va de año.
De hecho, ningún vehículo eléctrico se acerca a las cifras que el Model 3 ha conseguido incluso antes de su llegada a las tiendas de Tesla.
El “efecto iPhone” causado por Tesla se refleja también en otros segmentos. De hecho, el vehículo eléctrico de más ventas en Estados Unidos hasta el momento es el Model S, con 12.620 unidades de enero a julio, seguido por el Chevrolet Volt, con 12.450, y el Toyota Prius Prime, con 11.337.
Según consigna la agencia EFE, tras la entrega de los 30 primeros Model 3, el fundador de la compañía, Elon Musk, afirmó que la respuesta de los consumidores fue “sobrecogedora”, ya que la empresa está recibiendo diariamente unos 1.800 pedidos del vehículo.
En comparación, Tesla vendió en julio 2.230 unidades del Model S y 900 del Model X.
Pero para satisfacer la elevada demanda del Model 3, y los planes de Musk, Tesla tiene que incrementar rápidamente su capacidad productiva.
En agosto, Tesla tiene previsto producir 100 unidades del Model 3.
Pero el fabricante quiere aumentar la cifra mensual a 20.000 vehículos.




Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí