Autor: JAVIERA LASTRA AMAYA

A diez años desde su llegada al mercado automovilístico nacional, el fabricante asiático está pasando por su mejor momento con una amplia oferta de productos y una fuerte presencia de marca que los ha llevado a consolidarse como la firma china más vendida.
El 2017 quedará registrado como un año de hitos para Chery en su historia en Chile, ya que desde junio han conseguido el puesto más alto en el ranking de ventas de la ANAC (Asociación Nacional Automotriz de Chile), con 3.311 unidades comercializadas hasta julio, cifra que los convierte en el fabricante chino más vendido del mercado local.
“Hoy estamos en un proceso de consolidación de la marca, donde este año hemos logrado ofrecer un mix de productos súper atractivos en varios segmentos y en rangos de precios amplios. Actualmente se puede encontrar autos de la marca desde los $3.990.000 hasta los $13.990.000.
Entonces, dependiendo del presupuesto, se puede conseguir un vehículo que se ajuste al bolsillo y a las necesidades que el cliente tenga, y no todas las marcas pueden ofrecer lo mismo”, afirma Hugo Castro, gerente general de la firma.
De esta manera, queda demostrado que la casa asiática tomó una estrategia más definida y enfocada en contar con una gama de productos de diferentes categorías. Aunque en septiembre celebran una década desde que Chery llegó al país, no han dejado de invertir en la presencia de marca, factor relevante para que exista un mayor reconocimiento de los consumidores.

El ejecutivo explica que “hemos sido exitosos en introducir nuevos modelos y también desde el punto de vista de imagen de marca estamos cosechando lo que hemos ido construyendo durante estos tres últimos años. La gente ha ido reconociendo en Chery un actor que ofrece buenos autos y equipamiento, con precios atractivos, con socios estratégicos, buena infraestructura y servicios de posventa. Eso va teniendo su tiempo para que finalmente se vaya cosechando. Así que es parte de un proceso que es continuo y nosotros estamos apostando a que efectivamente siga en el futuro”.
En general, las marcas chinas han presentado una evolución evidente en términos de diseño, calidad y terminaciones, en comparación con la oferta que existía hace diez años.
Hasta hace poco existían más de 20 fabricantes del origen y actualmente se encuentra debajo de ese número.
“Creo que Chery ha sido protagonista en este progreso. Ha sido de las que más ha crecido y ha liderado este proceso evolutivo dentro de las firmas chinas.
Nosotros fuimos de las dos primeras que ingresamos al mercado chileno en 2010. Cuando uno ve los productos con los que entramos hace diez años, que fue el IQ y el Tiggo antiguo, y los compara con lo que tenemos hoy, realmente no tiene nada que ver una cosa con la otra. Lo mismo le ocurrió a las marcas de origen coreano o a las japonesas cuando entraron, y luego demostraron que tuvieron una evolución que fue consistente en el tiempo y nosotros como marca hemos ido teniendo eso también”, afirma Hugo Castro, gerente general de Chery Motors Chile.
Además, agrega que “la idea es transmitirles a los clientes que somos una marca importante y que estamos aquí para quedarnos. Nosotros no queremos ser una marca más, estamos apostando a ser líderes dentro del mercado. Obviamente no es fácil, requiere de tiempo, pero vamos avanzando”.

—Hace un tiempo comentó que las marcas de origen habían sufrido un reajuste. ¿A qué se refería?
“Es difícil sostener la operación de una marca cuando tienes volúmenes muy bajos, cuando vendes 15 unidades mensuales. La marca en sí como negocio se hace difícil de mantener porque tienes que financiar la situación, ya sea con el equipo que tienes que sostener, red de concesionarios, puntos de venta con infraestructura, personas; y cuando no tienes un volumen suficientemente grande eso no es factible de financiar.
A menos que tengas una visión de mediano y largo plazo. Algunas marcas decidieron eso y otras se dieron cuenta de que no era viable sostener la operación con esos volúmenes tan bajos y finalmente abandonaron el mercado. Y eso es lo que se ha producido en el último año y medio donde uno puede ver los rankings de marca que muestran que en ese periodo había 26 marcas y ahora hay 15”.

—¿Cuáles son las próximas novedades de la marca en Chile?
“En octubre lanzaremos el Tiggo 7 que va a ser nuestro nuevo auto bandera, el top de línea de la marca. Un modelo que es distinto a los que hemos tenido en términos de motorización y diseño, es un SUV más deportivo. Con eso cerraríamos el año. Y durante el primer trimestre de 2018 esperamos comenzar con un nuevo SUV que se mostró este año en el Salón de Shangai, el cual aún no está definido su nombre. Es un auto que viene a complementar esta familia de SUV de la marca, entrando en un segmento distinto, porque es más pequeño que el Grand Tiggo”.

—¿Cuál es la proyección para cerrar 2017?
“Las ventas vienen mucho mejor de lo que nosotros habíamos proyectado, que eran 6 mil unidades para 2017 versus el año pasado que terminamos en torno a las 3.300. Yo creo que vamos a estar entre las 6.500 y 6.700 unidades. Y si nos va extraordinario tal vez podríamos llegar a las 7 mil.
De todas maneras vamos a duplicar las ventas con respecto al 2016, con un componente importante de SUV, ya que hoy hablamos de que entorno al 65% de nuestras ventas corresponde a ese segmento y el otro 35% es de pasajeros”.
















Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES