Autor: LEO MELLADO

EL MÁS ECONÓMICO DE LOS MODELOS DEL FABRICANTE ESPECIALISTA EN ELÉCTRICOS YA EMPEZÓ A SER ENTREGADO A SUS CLIENTES EN ESTADOS UNIDOS. MEDIO MILLÓN YA FUERON PEDIDOS.
Elon Musk sabe cómo hacer una presentación digna de una estrella del rock: mientras la música suena ensordecedora, el fundador de Tesla aparece en el escenario en un Model 3 rojo, su primer automóvil eléctrico de precio accesible, sale del auto y es aplaudido por sus empleados bajo los focos. La ocasión es un hito para Tesla, pues se trata de la entrega de los primeros 30 Model 3 a sus nuevos dueños tras un mes de producción en cadena.
Los primeros 30 de más de medio millón que la empresa tiene ya pedidos y que tardará meses en completar.
El Model 3 es el automóvil con el que Tesla quiere llegar a un mercado más amplio. Y en vista del papel vanguardista de la empresa californiana, el avance de la movilidad eléctrica se medirá según el éxito de este coche.
Musk invirtió miles de millones en la ampliación de la producción y la fabricación de las baterías. Fue una apuesta inmensa. Si sale bien, Tesla producirá en Fremont al año medio millón de autos del Model 3 y unos 100.000 de los más grandes y caros Model S y Model X.

Se está trabajando además en un camión que será presentado este año.
“Nunca fue nuestro objetivo construir autos caros”, subraya Musk. Simplemente fue el resultado del hecho de que los vehículos eléctricos no se podían fabricar antes de manera
más barata. Y ahora los compradores de los Model S y Model X han financiado el modelo
más económico. Sin embargo, el precio básico de 35.000 dólares es —como suele ocurrir en el sector— eso, una base de la que partir. Si se piden todos los extras como funciones de asistencia al volante, mejor equipamiento interior y un color que no sea negro, la cifra llega casi a los 60.000 dólares.
No es una suma menor, pero más decisiva es ahora la cuestión de si Tesla será capaz de
dar el salto a la producción masiva, de 84.000 vehículos en 2016 a 500.000 el año que viene. “La demanda no es el problema”, señala Musk en vista del medio millón de pedidos que ya tienen del Model 3. En julio se construyeron 50 vehículos de los que 20 se mantendrán en la empresa para hacer pruebas.
En septiembre se quieren producir 1.500 y llegar a los 20.000 al mes hasta diciembre.

Con ello pasará tiempo hasta cubrir la lista de espera. Quien encargue el auto hoy lo tendrá
a finales de 2018, explicó Musk.
El magnate y visionario ordenó simplificar la construcción del Model 3 de forma drástica después de que hubo varios problemas con ideas de diseño demasiado elaboradas como las puertas de alas de gaviota del Model X.
Por eso esta vez el lema fue: “No le den al automóvil nada que no necesite estar ahí sí o sí”, explicó Musk. La pantalla tras el volante y los botones habituales fueron sustituidos por una pantalla táctil en el centro del panel frontal, como si hubiese un monitor de computadora de 15 pulgadas dentro del vehículo. Contrariamente a lo que se podría esperar, molesta muy poco al conducir y las órdenes se pueden dar por voz.








Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí