Autor: LEO MELLADO

El Gaz M-72 Poveda fue explícitamente concebido para permitirle a una familia circular por caminos difíciles sin demasiado temor a romper el auto.
El Gaz M-72 Pobeda, que comenzó a producirse en la planta Gorky Automobile de la Unión Soviética, a partir de 1955, fue el primer SUV de la historia.
Antes de que los quisquillosos se apresuren a objetar esta afirmación, hay que mencionar que en efecto por ahí hubo un Daimler Dernburg-Wagen a principios del siglo pasado, pero
en esta ocasión no nos referimos a él porque este era más un pionero de los todoterrenos con su tracción en las cuatro ruedas y su diseño de chasis-carrocería.
Otros podrán alegar que desde 1935 existe el Chevrolet Suburban, pero con estructura de chasis y carrocería y su tracción trasera, no califica tampoco como SUV, sino como un cómodo vehículo familiar de tres filas de asientos.

Por eso llegamos a este curioso modelo de Gaz (Gorkovsky Avtomobilny Zavod). Resulta que el Pobeda del 55 (que significa “Victoria”) tenía todo lo que sus antecesores ofrecían solo en parte: tracción en las cuatro ruedas y estructura monocasco.
Más todavía, su plataforma era la de un vehículo concebido desde el principio como auto civil, para la calle. El M-72 era una especie de Frankenstein. Su diseño básico provenía del Poveda M-20, que se había fabricado desde 1946 y que había tenido cierto éxito como sedán y algo menos como convertible y como taxi en la URSS.
Cuando los camaradas ingenieros decidieron endurecerlo, elevaron las suspensiones en 15 cm (la delantera era una reproducción de la que tenía el Opel Kapitan) y le agregaron un sistema de tracción 4x4 que venía del Gaz 69, que era un vehículo militar.

Así, el modelo tenía una despeje sobre el suelo de 21 cm, similar al que tiene un Ford Explorer de hoy, con unas llantas de 17 pulgadas y unos neumáticos realmente enormes, de los que no hemos encontrado datos de medidas.
La propulsión era a gasolina de 4 cilindros en línea, 2,1 litros de desplazamiento y una potencia de 55 hp. La caja de cambios era manual, sin sincronizadores, de tres marchas. No dimos con el dato del par máximo del motor, pero sospechamos que el Poveda M-72 no debe haber sido ninguna bala de AK-47 en aceleración, porque pesaba más de dos toneladas.

Además, su velocidad máxima era de 90 km/h.
Tampoco fue un gran éxito comercial, ya que de acuerdo a los datos recabados por Andrei Bogomolov, editor del portal ruso Autogallery solo se fabricaron 4.677 entre 1955 y 1958. La cifra es muy pequeña considerando que del original Poveda M-20 se produjeron mas de 230.000. Tal vez una de las razones de su poca repercusión haya sido su alto precio o su consumo, cifrado en 14 l/100 km; o 7,1 km/l. Aunque pensándolo bien, muchos SUV de hoy son menos eficientes que eso.





































Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí