Autor: FELIPE CAVADA

CON UN VERDADERO ARSENAL TECNOLÓGICO DEBUTÓ LA CUARTA GENERACIÓN DE LA BERLINA ALEMANA, QUE ESTRENÓ UNA EVOLUCIÓN DE SU DISEÑO Y DIO UN PASO MÁS EN LO QUE SE REFIERE A CONDUCCIÓN PILOTADA.
Durante el Audi Summit realizado hoy en Barcelona, la marca de los cuatro aros presentó la cuarta generación del A8.
Estéticamente, el nuevo Audi A8 apuesta por una evolución del diseño de su antecesor, pero con la actualización de ciertos rasgos como sus ópticas y su parrilla Singleframe.
En este sentido destacan los grupos ópticos que adoptan la tecnología HD Matriz led con iluminación láser en los focos delanteros y con tecnología OLED en los traseros.
Todo esto le da una presencia imponente, tanto en la versión estándar como en la A8 L, cuya batalla es 13 cm más larga.

Su habitáculo también presenta mejoras en términos de calidad y amplitud. A lo que suma una extensa gama de equipamiento que incluye apertura y cierre eléctrico de las salidas de ventilación y un asiento trasero derecho calefaccionado que incorpora una función de masaje para los pies y cuatro ajustes diferentes, entre otros.
Los ocupantes de las plazas traseras también pueden controlar una serie de funciones como la iluminación interior, la luz de lectura, la función de masaje de los asientos o realizar
llamadas por teléfono, a través de un mando a distancia con pantalla OLED, que se sitúa en el reposabrazos central. Sin embargo, la principal novedad viene dada por su diseño minimalista con orientación horizontal, en el que se han eliminado los botones de su antecesor. Dando paso a una pantalla táctil de 10,1” en el centro del tablero, que cuando está apagada prácticamente pasa desapercibida dentro de un entorno negro muy brillante denominado black-panel.
Por si fuera poco, el nuevo A8 cuenta con un avanzado sistema de navegación optimizado
que incluye una función de autoaprendizaje basado en las rutas ya recorridas, y un equipo de sonido Bang & Olufsen con función 3D, que reparte la música como si fuese una sala de conciertos.

El auto incorpora el Audi AI traffic jam pilot, que tras presionar el botón AI en la consola central toma el control de la conducción en circulación (hasta 60 km/h) en carreteras y autopistas, encargándose de partir, acelerar, frenar y llevar el auto en la dirección correcta.
La gama de motores comprende dos bloques V6 turbo: un 3,0 TDI con 282 caballos de fuerza y un 3,0 TFSI con 335 hp. A ellos se les sumarán posteriormente dos versiones de ocho cilindros, ambas con 4 litros de desplazamiento, pero con 429 hp en el caso de la variante diésel y 454 hp en la gasolinera. La versión tope de línea, en tanto, contará con un W12 de seis litros de desplazamiento. Finalmente, hará su estreno el A8 L e-tron quattro, equipado con un potente sistema de propulsión híbrido enchufable compuesto por un bloque 3,0 TFSI y un motor eléctrico que desarrollará una potencia combinada de 443 hp y 700 Nm de par. Los nuevos Audi A8 y A8 L son fabricados en la planta de Neckarsulm y debutarán a finales

Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí