Autor:

De acuerdo a los autores de la idea, es la mejor forma de hacer eficiente el empleo de este tipo de automóviles.
Anthony Barrs y Baiyu Chen, ingenieros recién graduados de la Universidad de California en Berkeley de Estados Unidos, desarrollaron la idea de crear pistas de circulación exclusivas para vehículos autónomos en las carreteras.
El proyecto de llama Hyperlane y se pretende con él hacer más eficiente la operación de este tipo de automóviles. La idea nace de las pistas para autos con más de un pasajero que son de amplio uso ya en Estados Unidos o de las pistas solo para buses que hay en las zonas urbanas chilenas.
La diferencia es que en las Hyperlanes el acceso estaría restringido a autos que no precisen de un conductor humano para funcionar.
A nivel de infraestructuras no es tan complicado, sería un carril más con conexión 5G por todo su recorrido, una tecnología no demasiado lejana. A cambio de poder implementar esto los coches podrían alcanzar velocidades de 195 km/h, más que los 120 que se permiten en las autopistas para conductores humanos.

En declaraciones hechas a la BBC, Chen explicó que las carreteras existentes proporcionarán el espacio necesario para desarrollar las pistas inteligentes, que también se utilizarán potencialmente para los servicios de transporte compartido, entregas de paquetes y autobuses autónomos.
“Nos inspiró el tren de alta velocidad en Japón”, dijo Barrs a Fortune. “Nos dimos cuenta de que no podíamos hacer exactamente eso en Estados Unidos, así que empezamos a deconstruir la experiencia del tren de alta velocidad y fue entonces cuando nos dimos cuenta de que podíamos eliminar las vías y desplegar nuevas tecnologías emergentes como vehículos autónomos”.
Los vehículos autónomos ingresarían al Hyperlane a través de una conexión normal desde la carretera y luego un computador central asumiría el control de los mismos, mientras unos sensores supervisarían el flujo de tránsito y ajustarían las velocidades cuando sea necesario. “Usted conduciría hasta el punto de acceso y una vez que entre, su auto comenzaría a conducir por sí mismo”, dijo Chen a la BBC. “Después de ese punto usted puede simplemente sentarse y seguir bebiendo su café o ver su teléfono”.













Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES