Autor: JAVIERA LASTRA AMAYA

Hay disponibles ocho versiones, desde $6.690.000.
Un segmento que ha perdido popularidad en el mercado ha sido el de pasajeros, pero los modelos que pertenecen a esta categoría aún siguen siendo favoritos en el mercado
local. Ese es el caso de Hyundai y el Grand i10, uno de los integrantes más exitosos de la marca coreana.
Para mantener viva esa preferencia es que el fabricante presentó en Chile el facelift de ambas opciones de carrocería, hatchback y sedán. Los sutiles cambios se pueden ver en
la cara de ambos, donde la parrilla mantiene su forma hexagonal, pero ha incluido un efecto cascada. Además, los neblineros también han recibido una nueva imagen. En la parte trasera han sido modificados los parachoques y también los focos. Mientras que en la parte lateral adopta más esta figura de escultura fluida, aunque las miradas se van a las llantas de 14’’ que cuentan con nuevo diseño al igual que las taparruedas. Con respecto a las dimensiones, ambas opciones conservan sus medidas. Destacando la capacidad de sus maleteros de 256 litros para el hatchback y 407 para el sedán.

El Hyundai Grand i10 hatchback seguirá con cuatro versiones que funcionarán con motor a gasolina de 1 litro con 66 hp y de 1,2 litros capaz de producir 86 caballos de fuerza. Estas motorizaciones podrán ir asociadas con transmisión manual de cinco marchas y automática de cuatro (en la versión full). La marca afirmó que el rendimiento mixto de la opción de 1 litro manual sería de 16,4 km/l, en la de 1,2 litros manual es de 16,7 km/l y en la de 1,2 con caja automática es de 15,2 km/l.
En el caso del sedán, estrenado en 2016, conservará su oferta de cuatro variantes, todas con el bloque de 1,2 litros y caja manual de cinco velocidades. Según la firma coreana,
entrega un consumo de 13,1 km/l en la ciudad, 16,8 km/l mixto y 20,2 km/l en carretera.

El equipamiento del facelift del Grand i10 incluye de serie cámara de retroceso, radio con CD, MP3, USB, bluetooth, pantalla táctil de 7’’, alarma, dirección asistida, salida auxiliar de 12 V y volante regulable en altura. Si hablamos de seguridad, todas las variantes poseen doble airbag, carrocería con deformación programada, frenos delanteros de disco ventilados, inmovilizador de motor, entre otros.
“Esperamos comercializar 620 unidades mensuales, o bien 7.500 unidades anuales, lo que nos ayudará continuar liderando el mercado”, afirmó Máximo Morel, gerente de la división automotriz de Automotores Gildemeister.










Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí