Autor: JAVIERA LASTRA AMAYA

La firma nipona está dentro del top 10 de las marcas más vendidas en el país. Para este año esperan crecer a un ritmo similar al que presente el mercado automovilístico. Además, antes de que finalice 2017, el fabricante japonés sumará dos modelos a su oferta nacional.
En enero de 2015 Nissan se instaló oficialmente en Chile, dejando atrás una larga historia de representación a través de Marubeni. La idea de contar con operaciones directas en el país fue una respuesta al crecimiento mundial que estaba teniendo el fabricante japonés y a su estrategia.
Santiago Castro, director general de la marca en el mercado local, explica que “sin dudas que la primera palabra de evaluación que se me viene a la mente es positiva, porque solo nos ha dado satisfacciones. Cada día estamos más consolidados, así que el balance es definitivamente positivo desde que llegamos aquí”.
Además, agrega que “dentro de los puntos positivos que hemos tenido se encuentra el trabajo del equipo y
la cantidad de productos que hemos lanzado en los últimos años. Yo creo que todos ellos le han dado mucha presencia y fuerza a la marca. En las ventas hemos tenido muy buenos resultados, pero es una combinación de varios factores.
Productos, el prestigio mundial de la marca, buenos distribuidores y estrategias comerciales. En el proceso
de desarrollo de la marca el mercado chileno es fundamental”.

—¿Cuáles son los principales puntos de la estrategia de Nissan en el país?
“El portafolio de SUV. La marca es conocida mundialmente por el lanzamiento de estos productos. La verdad que es un privilegio tener en Chile prácticamente toda la gama que disponemos a nivel mundial en este
segmento, ya que no ocurre en todos los mercados. En este sentido, nosotros estamos muy contentos porque Nissan Chile es privilegiada con tener un portafolio completo. La fortaleza de la marca va a seguir en los SUV. También somos muy fuertes en pick up. El éxito que hemos tenido con la NP300 ha sido realmente importante. Nos ha ido muy bien, estamos creciendo y lo seguiremos haciendo en este segmento”.

—¿Cuáles son los objetivos para este año?
“El mercado viene creciendo, por lo que vamos a tener que seguir ese crecimiento. Algo que siempre hablamos es que el mercado chileno es excelente, la situación de Chile se presta para estar siempre con optimismo. Posiblemente, este año podremos cerrar entre unas 28 mil y 29 mil unidades. La idea es crecer
algunas décimas sobre la participación de mercado del año anterior. Con lo que hemos avanzado estamos contentos”.

—¿Cuáles son las próximas novedades de Nissan en el mercado local?
La principal novedades de este año para nosotros fue la entrega de las 25 unidades del Leaf. Eso realmente es un hito. Veíamos algunas cifras de lo que se llevaba de ventas en autos eléctricos de todas las marcas y eran unas 22, por lo que comercializamos más de lo que llevaba la industria. Nos queremos concentrar en los vehículos eléctricos porque es una tendencia mundial de la marca, donde somos líderes”.

—Pero el Leaf no se está vendiendo a público. ¿Se podría revertir esa situación?
“El Leaf sí está abierto para las empresas, que son público, pero en empresas. No está abierto para la venta
de uno a uno. Aún se debe aumentar la infraestructura de la red eléctrica en el país”.

—¿Se puede decir que antes de 2020 el Leaf se venderá a público?
“Antes del 2020 estaremos vendiéndolo a público”.

—¿Quedan novedades de Nissan para lo que queda de año?
“Llegarán, al menos, dos modelos nuevos antes de que finalice el año”.

—¿Qué importancia tiene el mercado chileno para Nissan en la región?
“Chile es fundamental para todo lo que es nuestra relación en Sudamérica.
Nosotros somos el segundo mercado de mayores ventas, luego de Brasil. La importancia que tiene, además, es que somos parte de todos los programas corporativos mundiales. Así que eso es muy positivo para Nissan Chile, no todos los países lo tienen”.

—¿Cómo va la alianza entre Nissan, Renault y Mitsubishi?
“La verdad es que tiene unos resultados extraordinarios. Hoy somos segundos a nivel mundial como grupo
automotriz. Aunque esas alianzas se manejan desde una perspectiva de sinergias que puedas genera desarrollo de tecnología, backoffice y sistemas, compras mundiales. En la parte comercial, cada entidad es
independiente. Por ejemplo, todo nuestro sistema de informática viene de Renault Brasil. Entonces, hemos
apalancado mucho nuestro manejo de recursos humanos, que viene muy trabajado con las bases de Renault. Y como ejemplo, en el caso de Colombia que tiene la pick up que lanzó Renault que es ásicamente una derivación de la plataforma de la NP300”.

—¿Existen planes de inversión?
“La marca está construyendo una planta de ensamblaje en Córdoba, Argentina, que será exclusivamente para la NP300. Estaría lista para 2018”.









Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí