Autor: LEO MELLADO

El modelo pretende continuar con el concepto de Sports Activity Vehicle (SAV) que la marca alemana ha tratado de establecer para definir un auto que se encuentra a medio camino entre los hatchbacks deportivos y los SUV.
BMW reveló la tercera generación de su X3, modelo que, como sus predecesores, combina el aspecto off-road con una presencia deportiva, con proporciones familiares y una distribución de peso idéntica entre el eje frontal y el trasero.
El diseño destaca por unas grandes parrillas frontales en forma de riñón y luces antiniebla de forma hexagonal, que se usan por primera en un modelo X. En la parte trasera, los conjuntos de luces, el alerón inclinado notablemente hacia abajo y los tubos de escape
dobles pretenden dibujar una presencia muscular.

La marca destaca que gracias al uso de materiales más livianos, el nuevo X3 pesa 55 kilos menos que el anterior y tiene una mejor aerodinámica.
Hay tres niveles de terminaciones, mientras que se ofrece con llantas entre las 18 (antes desde 17 pulgadas) y las 21 pulgadas.
El interior incluye nuevas opciones de equipo, como el control de clima automático de tres zonas, el paquete Ambient Air, la ventilación activa de los asientos, un techo panorámico de vidrio que proporciona una ligereza adicional al interior y realza aún más el diseño del interior.

Otro elemento nuevo es la DisplayKey, una llave opcional que no solo abre y cierra el vehículo mediante control remoto, sino que también muestra una gran variedad de
información en el vehículo y sirve como la unidad de control para la calefacción auxiliar opcional, por ejemplo. Al momento de su lanzamiento, BMW ofrece dos motores diésel y tres unidades a gasolina. La novedad es la aparición de X3 M40i, el primero de la gama M Performance, que ofrece 360 caballos de fuerza. A este se suma el segundo modelo a gasolina, el X3 xDrive30i que produce 252 hp.

En cuanto a los diésel, la oferta consiste en el xDrive20d con 190 hp, en el xDrive30d que produce 265 hp y el X3 20i con 184 hp.
Por defecto el modelo tiene tracción trasera, pero la marca adelantó que la tracción en las cuatro ruedas estará disponible poco tiempo después.
Además, todas las variantes contarán con una versión optimizada de la transmisión Steptronic de ocho velocidades.
Como muchos vehículos de desarrollo reciente, el nuevo X3 tiene disponibles sistemas de conducción semiautónoma, incluyendo velocidad de crucero adaptativa, asistente de dirección y control de carril, asistente de cambio de carril (a partir de diciembre, eso sí) y
el asistente para mantenerse en el carril con protección de colisión lateral.







Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES