Autor: LEO MELLADO

EL MODELO FUE REVELADO EN EUROPA. REEMPLAZA AL C3 PICASSO, QUE ERA UNA MINIVÁN.
Citroën presentó a nivel mundial su nuevo C3 Aircross, modelo que aparece como reemplazo del C3 Picasso, de breve existencia en el mercado chileno, pero de abundante venta en otros mercados
latinoamericanos y en Europa.
Tal vez por eso no echemos de menos la configuración monovolumen del modelo reemplazado y en cambio demos la bienvenida entusiasta a este nuevo modelo, de clara presencia crossover, casi SUV.
Mide 4,15 metros de largo, 1,76 m de ancho y 1,64 m de altura, lo que significa que sigue manteniendo dimensiones perfectas para desenvolverse por la ciudad. Su distancia entre ejes de 2,6 metros le permite
disponer de un espacio suficiente para que se acomoden cuatro adultos de talla media, más aún con el banco trasero deslizable a lo largo de 15 centímetros.

Gracias a ello, además, la capacidad del maletero puede pasar de 410 a 520 litros sin todavía abatir los respaldos. Para completar una modularidad destacada, el asiento del copiloto se baja y permite introducir bultos de hasta 2,4 metros de longitud.
Aunque la llegada de este modelo a Chile está fuera de duda, todavía no es clara la configuración que estará disponible. Entre sus principales rasgos destacan el techo panorámico, la pantalla central de 7
pulgadas para manejar los sistemas de información y entretenimiento, el panel de recarga inalámbrica para el celular y la conectividad vía Mirror Screen, tanto con Android Auto como con Apple Car Play y
MirrorLink.

En Europa se ofrecerá además con el Connect Box, un paquete para llamadas de emergencia y asistencia incluida en caso de accidente.
La gama de motores del Citroën C3 Aircross incluye tres motorizaciones a gasolina: de 82, 110 y 130 cv y cambios manuales de cinco o seis velocidades y automática de seis relaciones; y dos diésel: 100 cv
(cambio manual de 5 velocidades) y 120 caballos (manual de seis marchas).
En todos los casos, la tracción es delantera, aunque se ofrece con el ya conocido sistema Grip Control, que gestiona de manera inteligente el deslizamiento de las ruedas delanteras en caso de baja adherencia.
La distancia libre al suelo es de 17,5 cm.

La información de Citroën señala que, además, el Grip Control incluye programas para arena, todocamino, nieve o desconexión completa. También dispone de un control de descenso que permite bajar pendientes a 3 km/h.
Otros elementos tecnológicos incluyen head up display, acceso y arranque sin llave, cámara de visión trasera y sistema de ayuda al estacionamiento.
Los asistentes de seguridad más destacados son la frenada de emergencia (gracias a una cámara frontal puede frenar el vehículo a una velocidad entre 5 y 85 km/h), el aviso de ángulo muerto y alerta del cambio
involuntario de carril, reconocimiento de señales, alerta de atención al conductor y las luces inteligentes de carretera.





Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES