Autor: LEO MELLADO

El modelo se modernizó en detalles estéticos y recibe un nuevo motor de 1,6 litros que, en la versión probada, lleva una caja de cambios CVT.
Desde hace tiempo que los autos de marcas chinas están dando saltos cualitativos importantes. Cuando el
JAC S3 se lanzó al mercado en 2015, se ponía al nivel de lo mejor que estaba llegando desde el país asiático, pero apenas dos años después, a la llegada de su actualización, el escenario ya no es el mismo.
El tema es que en los dos años transcurridos desde la llegada del S3 otras marcas chinas han lanzado
modelos en ese segmento, por no mencionar a las coreanas y japonesas, que han atacado intensamente el segmento de los SUV compactos.

Así, este renovado S3 muestra el paso de los años, aunque sean tan pocos.
La actualización del modelo incluyó elementos como una cara más refinada, aunque conserva las formas generales, que incluye grupos ópticos delanteros y traseros nuevos, manillas de puertas y molduras inferiores cromadas, doble salida de escape y luces diurnas led, entre otros elementos.
El S3 de 2017 tiene un nuevo diseño de llantas de 16”, bicolor, que son todo un acierto estético; más todavía gracias a unos cálipers de freno rojos que al ejemplar probado le entregan un toque dinámico y juvenil.

Por cierto, detalles de la decoración interna, como el uso de material sintético similar al cuero con costuras
rojas y ribetes cromados aquí y allá, ayudan a mantener fresca la imagen del auto, pero la materialidad sencilla basada en plásticos duros, hace que el auto se vaya quedando atrás.
Mientras, los ajustes de las piezas y revestimientos interiores necesitan alguna mejora.
Una curiosidad: desde la remota época en la que este autor aprendió a manejar en una citroneta, no le
había tocado manejar un auto sin flechas de señalización de viraje en el tablero de instrumentos.
El habitáculo sigue teniendo un tamaño adecuado para el segmento.

El espacio disponible en las plazas traseras es correcto, permitiendo que dos pasajeros vayan bastante
cómodos.
El manejo del JAC S3, al menos en el caso de la versión probada, llamada Advance ($9.790.000 con bono incluido), está determinado por dos novedades: la incorporación de un nuevo motor de 1,6 litros, de la gama que JAC llama Green Jet, y una caja de cambios manual del tipo de variación continua (CVT).
La maquinaria de 118 caballos y 155 Nm y la caja de marras no conversan bien. No se sacan provecho el uno a la otra de forma que las reacciones del auto son más lentas de lo esperable.

Al mismo tiempo que se filtran algunos ruidos excesivos en las fases de aceleración, hay vibraciones perceptibles en ralentí.
Además y tal vez como consecuencia, el rendimiento no fue nada brillante, situándose entre los 8 y 9 km/l, considerando, eso sí, que nuestros recorridos tuvieron un componente relativamente pequeño
de autopistas.
Siendo un modelo con una gama de precios atractiva (parte en $7.790.000 con bono), la actualización le llega al S3 justo a tiempo para mantener su validez en el mercado; no obstante, la competencia es cada vez más aguerrida.





Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí