Autor: JAVIERA LASTRA

Ya es un hecho que la conectividad está siendo fuertemente considerada en la industria automovilística, lo que se refleja en la entrega de servicios y en el equipamiento de los vehículos.
La conectividad a nivel macro ya sobrepasa todo tipo de ámbitos: industriales, empresariales, educacionales, por citar algunos. En este grupo también se incluye el sector automovilístico, donde los vehículos conectados cumplen un rol fundamental, ya que cada vez adquieren mayor importancia, marcando una tendencia para los próximos años.
Así lo avalan los US$ 667 mil millones de ingresos que representará la digitalización que habrá en 2025, según afirman desde la consultora Accenture Chile. De hecho, las empresas que pertenecen al área automotriz ya se enfocan en tres de ellas. La primera es digitalizar la experiencia del usuario, desarrollando ofertas para los clientes desde múltiples plataformas, como canales online.

Otra de ellas es la digitalización de las operaciones, que hace alusión a la automatización de los procesos
y a la producción digital. Y por último, se encuentra la de servicios y productos, como asistencias remotas
y personalización, entre otras. De esta manera, los vehículos conectados ya están comenzando a ocasionar nuevos modelos de negocios y prestaciones.
Por ejemplo, el caso de lasaseguradoras bien refleja lo ya mencionado, debido a que gracias a los automóviles conectados pueden monitorear e informarse acerca de cómo conduce el usuario y de esa manera se le podrá ofrecer un plan que se alinea más a su conducta. 

Los vehículos conectados son ideales para los consumidores que pertenecen a la generación millenials.
Un manifiesto de aquello es la representación de compra que poseen en Estados Unidos por mil millones de dólares anuales. Incluso, al 57% de los usuarios de ese grupo les simpatiza la compra “one-stop” que permite el consumo online y la principal vía de esto es por teléfonos inteligentes. La investigación de Accenture también evidenció las tecnologías de mayor potencial para el sector automovilístico: realidad aumentada, ya que los millenials prefieren interactuar con los productos y servicios; en este caso podrán relacionarse con el auto antes de comprarlo.

La inteligencia artificial e internet también es un punto, ya que esta generación se interesa bastante por
los vehículos autónomos. Y finalmente se encuentra Analytics, que es una herramienta tecnológica que permite personalizar los servicios y productos según la tendencia de consumo que posea el usuario.
“El vehículo conectado ya no es el futuro, es el presente. Su rápido crecimiento se debe a la necesidad
que tiene hoy la industria automotriz –así como las otras industrias– de responder a las necesidades de un
consumidor que busca productos y servicios cada vez más personalizados e interactivos”, expresa Miguel Pochat, director ejecutivo de retail, consumo masivo e industria automotriz de Accenture Chile.

El experto también agrega que producto de la “consolidación” del vehículo conectado, el sector automovilístico está teniendo una importante transformación en su funcionamiento, sobre todo en lo que se refiere a la colaboración con el ecosistema. “Esto, debido a que este mercado no solo abarca a esta industria, sino que también a muchas otras, como la financiera (banca y aseguradoras), retail, entre otras. Ante esto, el potencial de crecimiento que puede entregar a los mercados es muy alto”.

Más información yfotos en






Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí