Autor: LEO MELLADO

EL AUTO EXPERIMENTÓ UNA REFORMA ESTÉTICA Y EL AGREGADO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS DE CONECTIVIDAD, ASÍ COMO UN MOTOR A GASOLINA DE TRES CILINDROS SÚPER ECONÓMICO.
Citroën presentó en Chile una nueva imagen del C-Elysée. La actualización había sido presentada en enero en Europa y ya se encuentra a la venta en nuestro país.
Con 4,42 metros de largo y 1,75 metros de ancho, el modelo se encuentra entre un sedán del segmento B y otro del segmento C, lo que significa que se pone en el camino de autos como el Kia Rio, Hyundai Accent o Mazda 2 sedán, frente a los cuales ofrece, según Citroën, una mejor relación entre precio y equipamiento.

La imagen del sedán compacto muestra modificaciones en la parrilla, que adopta la forma que ya mostraba la marca en modelos como el C4 Cactus y C4 Picasso, a lo que se añadieron nuevos focos,
neblineros y luces traseras con efecto 3D
En el interior, el diseño general y la materialidad no presentan cambios; sin embargo, se incorporó una pantalla táctil de 7” (para las versiones Shine) desde la que se pueden controlar funciones multimedia a través de Apple CarPlay o de Android Auto. Además, incluye navegación, regulador y limitador de velocidad, cámara trasera y sensores de retroceso.

El vehículo mantiene su ya conocida habitabilidad, y los ejecutivos de la marca destacan la disponibilidad de cinco plazas traseras “reales”, así como un maletero de 506 litros que pueden expandirse abatiendo los respaldos de los asientos traseros. Además, se indica que hay una mejora en el aislamiento acústico que se traduce en menos ruido del motor, de la rodadura de los neumáticos y del viento.
También se recalibraron los amortiguadores para mejorar la comodidad de marcha.

En cuestión de motores, la novedad es la inclusión del Puretech de 1,2 litros en su versión de 82 caballos de fuerza, que se suma a las maquinarias de 1,6 litros a gasolina y diésel que se ofrecían (con 92 y115 hp respectivamente). Este nuevo motor va asociado a una caja de cambios de 5 marchas, al igual que el diésel. Una caja automática (de 6 cambios) solo puede obtenerse con el motor gasolinero de 115 caballos.
La información de Citroën señala que este motor —tricilíndrico— tiene un rendimiento de 17,2 km/l en ciudad, 20,8 km/l en ciclo mixto y 24,4 km/l en carretera. No obstante, la experiencia indica que puede ser superior.

La seguridad incluye 2 airbags como estándar, al igual que los frenos ABS con repartidor electrónico de la fuerza de frenado y asistente de frenado de urgencia. En cambio, el control electrónico de estabilidad
está disponible con el nivel de equipamiento Shine.
El modelos se encuentra en un rango de precios que parte en $8.790.000 para una versión 1,2 PureTech Feel y termina en $11.390.000 para un HDi con terminaciones Shine.






Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES