Autor: LEO MELLADO

Es la quinta generación del modelo, que mantiene su capacidad todoterreno, pero cambia de manera fundamental su filosofía de diseño.
Se presentó la nueva generación del Land Rover Discovery en Chile. Y con no pocos pergaminos, pues, al decir de la propia marca, se trataría del “SUV más versátil y con mayor capacidad en el mercado”.
En lo fundamental, el nuevo modelo deja a atrás el diseño cúbico de la generación anterior para adoptar un diseño más estilizado y aerodinámico donde se transa altura por longitud.
Se parece mucho al Discovery Sport, al punto que desde casi cualquier punto de vista, el recién llegado luce como su hermano mayor.

No obstante, está por encima de este en materia de refinamiento y equipos, entre los cuales destaca el sistema de infoentretenimiento In Control Touch Pro que se opera a través de una pantalla táctil de 10 pulgadas. El sistema de audio está firmado por Meridian y tiene 14 parlantes, subwoofer adicional y wifi 3G. Y si se trata de cargar dispositivos, tiene más puertos USB que capacidad de pasajeros: nueve.
Aún con una menor altura, el nuevo Discovery se las arregla para tener tres corridas de asientos dispuestas en gradas, de forma que la tercera fila queda ligeramente más alta que las otras dos.

Además, tanto los asientos de la primera como los de la segunda fila son plegables eléctricamente. Esta
maniobra se puede hacer tanto desde botones situados dentro del auto como mediante una aplicación en el celular que estará disponible a partir de algún momento del segundo semestre.
El nuevo Discovery sigue siendo, además, un todoterreno de gran capacidad. Posee una versión avanzada del sistema Terrain Response, que permite adaptar la tracción, la suspensión e incluso la sensibilidad
del acelerador a diferentes condiciones de terreno, así como sistemas de control de descenso.

El modelo tiene una geometría propia de un especialista: ángulo de entrada de 34°, 30° en la salida y 27,5° como ángulo ventral. Además, puede vadear 900 mm sin preparación alguna. El empleo liberal
de aluminio en la estructura (95% de la carrocería) permite mantener un centro de gravedad bajo y ahorrar
480 kilos al vehículo.
El Land Rover Discovery llega en 17 colores, 8 opciones de colores y tapicerías internas, así como 17 tipos
de llantas de entre 19 y 22 pulgadas. Esto implica unas 1.500 posibles configuraciones. Las maquinarias propulsoras disponibles en Chile son dos: una diésel TDV6 de 258 hp y 600 Nm y una a gasolina de 340 hp y 450 Nm supercargado. Ambas llegan en el nivel de equipamiento que la marca llama HSE. Sus precios son de US$91.900 y US$93.900, respectivamente. No obstante, al momento del
lanzamiento hay una pequeña partida de ejemplares First Edition, con detalles más lujosos y exclusivos, que se ofrecen por US$109.900 la diésel y US$112.900 la supercargada.

Más información y fotos en http://www.emol.com/Autos/

Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí