Autor: LEO MELLADO

EL PRIMER SUV DE LA MARCA DEPORTIVA COMENZARÍA SU FABRICACIÓN EN 2018, CON UNAS 1.000 UNIDADES ESE PRIMER AÑO.
Desde que el primer modelo conceptual apareciera en 2012 que mucha gente está esperando que aparezca la versión definitiva del Lamborghini Urus. Ahora ese momento se aproxima aceleradamente,
luego de que se divulgara que la planta principal de la marca italiana, situada en Sainte Agathe Bolognese, tiene programado producir 1.000 unidades durante 2018.

El Urus es un proyecto desarrollado en el seno del grupo Volkswagen, al que pertenece Lamborghini, junto con sus hermanos Bentley Bentayga y Audi Q7. La revista italiana Quattroroute, citando al presidente de Lamborghini Automobili, Stefano Domenicali, precisó que el nuevo producto debutará “a finales de 2017”.
Con el millar de unidades programadas para el próximo año y las 3.500 calculadas para 2019, la intención de Lamborghini con el Urus es “duplicar sus cifras actuales de producción”.

Otros medios han confirmado que el Urus definitivo será virtualmente idéntico al prototipo que en los últimos años ha mostrado Lamborghini del modelo, y Domenicali confirmó que el primer tren de potencia que se instalará en el nuevo SUV será el mismo motor V8 biturbo que usan otros productos de la casa y que en el Urus estará configurado para entregar 650 hp.

Habrá, además, una segunda planta motriz, híbrida, de la que no se han adelantado más detalles. El Urus será el representante de Lamborghini en el segmento de SUV de alta tecnología, que fue inaugurado hace
más de una década por utilitarios como el Porsche Cayenne o el BMW X5, y que se ha revelado muy apetitoso por sus volúmenes de venta. El Cayenne representa el 50% de la facturación de Porsche y Lamborghini espera esos mismos niveles para el Urus.






Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES