Autor: LEO MELLADO

LA MARCA CHECA PRESENTÓ SU SEGUNDO SUV, CON LO QUE ESPERA GANAR ESPACIOS DE MERCADO EN EL SEGMENTO DE MAYOR CRECIMIENTO EN EL MUNDO.
Skoda presentó el Karoq, un todocamino compacto de 4,38 metros de largo, el segundo de este tipo tras
la presentación del Kodiaq. Más pequeño que este último, algunos medios han especulado con que sería el sustituto del Yeti, basándose en el hecho de que la marca anunció que lo dejaría de producir, pero
lo cierto es que el Karoq es casi 30 cm más largo por lo que está en una categoría diferente.
Así la salida del Yeti y la entrada del Karoq no sería más que una coincidencia. Más todavía cuando por ahí se señala que de hecho la marca checa pretende producir un tercer crossover más chico aún.

Como sea, el Karoq se encuadra en un segmento donde luchará con los Hyundai Tucson, Kia Sportage, Peugeot 3008 y otros de ese calibre. El modelo recién aparecido tiene señas de identidad delanteras
que ya anticipó el Kodiaq: faros de ledes delante y atrás, estos últimos con la característica forma de C de la marca y unas formas sencillas con voladizos cortos. Skoda explica que la distancia entre ejes, de 2,63 metros, entrega comodidad a los adultos que viajen detrás. Asimismo, la marca checa señala que el maletero tiene 521 litros. El portón puede incorporar la opción de que se abra pasando el pie por debajo, si llevamos las manos ocupadas.

El volante es calefaccionable al igual que los asientos delanteros. Skoda ofrece tres llaves personalizables para que al abrir el auto, éste se configure en función de los gustos individuales: perfil de conducción,
sistemas de asistencia, iluminación exterior e interior, el ajuste del asiento, el climatizador o el sistema de infoentretenimiento. En materia de maquinarias propulsoras, la oferta inicial al momento de su lanzamiento
en Europa incluye tres motores diésel: el 1,6 de 115 caballos y los 2,0 TDI de 150 y 190 caballos, respectivamente. Este último se asocia siempre a la tracción integral 4x4 y a la caja automática DSG de siete velocidades.

Los menos potentes pueden acoplarse a una caja manual de 6 velocidades o a la DSG. De serie incorporan la tracción 4x2. El motor 1,6 TDI se podrá adquirir con cambio manual o DSG pero no con
tracción integral. El de 150 caballos podrá asociarse al cambio DSG y también a la tracción 4x4.
Los dos motores de gasolina son el 1,0 TSI de tres cilindros y 115 caballos, asociado a la caja manual o DSG y siempre en 4x2; y el 1,5 TSI de 150 caballos.
Este se puede combinar con la caja automática y también con la tracción integral. Este último permite la desconexión de cilindros. El sistema desconecta el tercer y cuarto cilindro cuando el coche va a velocidad constante, por ejemplo, en autopista. Skoda dice que esto ahorra medio litro de combustible por cada
100 kilómetros. Actúa entre las 1.400 y las 4.000 revoluciones por minuto y en velocidades de hasta 130 km/h.

El Karoq también tendrá una versión Scout, más enfocada a los clientes de gustos más off road. También
introduce el control dinámico del chasis por el que el conductor elige entre varios modos de conducción
como el Normal, Sport, Eco, Individual y Snow (este último solo en caso de incorporar la tracción 4x4).






Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí