Autor: MAURICIO CARVALLO

Esta vez contrató los servicios de la firma de “corretaje de transportes” 4Front Logistics en la búsqueda de ampliar sus servicios al mundo del transporte de largas distancias.
Uber muestra cada vez mayores indicios de que quiere ampliar su cobertura al transporte terrestre de larga distancia, ello como una segunda etapa luego de entrar al mundo de los vehículos de pasajeros.
Esta vez contrató los servicios de la firma de “corretaje de transportes” Uber Freight (antes 4Front Logistics), situada en Chicago. Los cinco empleados de esta pequeña firma prestan servicios de transporte desde noviembre y Uber no pagó por ella, sino que tiene un acuerdo por toda la logística y el servicio, parecido a lo que hacen con los autos particulares. Uber busca aplicar la experiencia que ha ganado al trasladar pasajeros en diferentes países alrededor del mundo a la industria de los camiones. Esta estrategia lo coloca en medio de una enorme y altamente fragmentada industria de agentes logísticos que emparejan cargas con operadores de camiones.

Este no es el primer indicio de que a Uber le interesa incursionar en la industria de los camiones, pues en
agosto de 2016 adquirió Otto (US$680 millones), la cual se enfoca en desarrollar tecnología para camiones que se conduzcan solos. Uber, junto con Otto, ha comprado en los últimos meses una flota de
camiones propios para probar su tecnología, lanzó sus servicios a propietarios independientes de camiones y asociaciones de camiones, y construyó una gran cantidad de otras tecnologías de cartografía y seguimiento que son parte del paquete de logística para camiones.




Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí