Autor: JAVIERA LASTRA AMAYA

Gracias a la versión Speed Cruiser, que alcanzó una velocidad de 370,3 km/h, la marca japonesa consiguió entrar en el libro de récord Guinness.
En el SEMA Show del año pasado, Toyota presentó el Land Speed Cruiser, una variante más veloz y potenciada del SUV nipón. Cuenta con una plataforma más estrecha, neumáticos y suspensión especial que lo hacen andar más a ras de suelo.
Es así como esta versión logró introducirse en el libro de récord Guinness y adjudicarse el título del SUV más rápido del mundo. Y cómo no, si consiguió una velocidad de 370,3 km/h. Aproximadamente
140 km/h más de los que se puede encontrar en una versión normal del modelo.

Carl Edwards, reconocido piloto de NASCAR, fue el encargado de estar detrás del volante del modelo japonés. La prueba se realizó en la pista de 4 kilómetros, específicamente en la pista del Mojave Air and Space Port en Estados Unidos.
¿Cómo el Toyota Speed Land Cuiser llegó a este hito? Pues claramente mucho se lo debe a su equipo alojado debajo del capó. Un bloque V8 a gasolina de 5,7 litros –mismo que se encuentra en la gama– con pistones y dos tubos de presión que soplan a 3,8 bares. Una buena comparativa es el Mercedes-Benz AMG CLA 45 que cuenta con 1,8 bares.






Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí