Autor: JAVIERA LASTRA AMAYA

Con vasta experiencia en la industria automovilística, la nueva ejecutiva de la firma sueca relata cómo ha sido su cambio de segmento, las diferencias de pasar de una firma asiática a una europea, y la nueva estrategia de la marca para los próximos años.
Hace menos de un año, Antonieta Melo se desempeñaba como gerente de marketing en Kia, cargo que mantuvo por 17 años. En abril de este año decidió regresar al mundo motor, pero en una casa totalmente distinta a la que estaba
acostumbrada. La también ingeniera comercial asumió el rol de gerenta comercial de Volvo Cars Chile, lo que para ella ha significado un gran desafío, ya que ha debido pasar de una firma generalista a una de segmento alto.

“El cambio lo he notado más por pasar de una marca masiva a una premium, el origen queda en segundo plano. En las firmas masivas estás enfocado ciento por ciento en el volumen y metas, sobre todo cuando compites en el top tres. Por lo que la presión va en esa dirección. Acá es distinto, ya que claramente tenemos metas, pero se trabaja de una manera distinta porque son otras las variables que pasan a ser relevantes”, explica Antonieta Melo.

Su llegada a la firma de origen sueco representada en Chile por el grupo Ditec, coincidió con el anuncio de que el fabricante comenzaría a vivir una nueva era a nivel mundial, ya que en los próximos años celebrarán un centenario de historia.
“Esta promesa de marca tiene que ver con desde dónde viene y hacia dónde va. Porque Volvo ha sido muy coherente desde sus inicios, en 1927, en cómo y porqué desarrolla sus productos y 90 años después lo sigue haciendo de la misma manera”.

—¿Cuál es la evaluación que puede hacer sobre Volvo en este primer trimestre, de acuerdo a esta nueva promesa de marca?

“El primer trimestre de 2017 comenzó con optimismo para el mercado automotor, sensación heredada del año anterior, y para nosotros no fue la excepción. Es así como durante los primeros cuatro meses del año, registramos un 43% de crecimiento en comparación a igual periodo del año anterior, lo que se traduce en 388 unidades comercializadas”.

—¿Cómo estima que será el cierre de este año?

“Es muy pronto para hacer proyecciones. Sin embargo, esperamos que el mercado mantenga la tendencia al alza que ha registrado hasta ahora. También estamos trabajando para impulsar aún más las otras áreas de nuestro negocio. Un ejemplo es la venta de autos seminuevos (Volvo Selekt) y el servicio de posventa. Con todo esto, entre otras cosas, y en línea con el crecimiento del mercado, esperamos alcanzar un crecimiento aproximado de un 7%
durante 2017, lo que se traduce en alrededor de 1.800 unidades”.

—¿Cuál es la posición de Volvo en el segmento premium? ¿Proyectan un crecimiento en este ámbito para 2017?

“Durante el 2016, Volvo logró un 16,1% de participación en el segmento premium, posicionándose dentro del top tres. Esperamos que este año se dé la misma tendencia, ya que seguiremos trabajando para lograr ese objetivo: defender nuestra posición competitiva dentro del segmento premium mejorando nuestra rentabilidad e impulsando la venta de unidades de alta gama”.

—Para el 2020, ¿hay alguna estrategia de marca planificada a nivel mundial?

“A nivel mundial, Volvo ha anunciado muchos desafíos para ese año, relacionados tanto a la marca, volumen y seguridad. Con respecto a esto último, la herencia sueca es reconocida por los desarrollos tecnológicos y sus materiales de primer nivel, enfocada en la seguridad de las personas. Incluso, ha declarado un compromiso: que para el 2020 nadie muera o resulte gravemente herido en un accidente con un Volvo nuevo. Eso sin duda nos diferencia en la industria”.

—¿Qué relevancia tiene el mercado chileno para Volvo Cars global?

“La marca en Chile ocupa el tercer lugar en market share del segmento premium para el fabricante a nivel mundial. A ello se suma que Ditec es el importador más relevante de Volvo a nivel internacional”.

—Ya presentaron el S90, ¿qué novedades quedan para 2017?

“Para fines de año, esperamos la llegada del SUV mediano All New XC60. Este modelo goza de gran prestigio en el mercado chileno y en el mundo”.

—¿Qué pasa con los vehículos híbridos y/o eléctricos en Volvo?

“Actualmente, una tendencia de la industria a nivel mundial es la electrificación, y nosotros no nos quedaremos exentos de estos avances. El primer paso en esta materia fue el desarrollo de motores híbridos con modelos como el XC90 T8 Plug-In Hybrid”.

—Si la Formula E llegará Chile, ¿Volvo participaría?

“Tengo entendido que a nivel mundial, la marca está evaluando la posibilidad de ingresar a la reconocida Formula E, sin embrago es muy pronto para aterrizar esa temática en Chile. Si bien nuestro futuro va hacia la electrificación, aún es muy apresurado tomar definiciones al respecto”.

Más información y fotos en

Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES