Autor: René Durney

SIN AUMENTAR SUS DIMENSIONES EXTERIORES, HAY MÁS ESPACIO EN EL HABITÁCULO DEL PEQUEÑO AUTO COREANO.
Una larga y colorida caravana de 25 Kia Morning en sus nuevas versiones se dejó ver el martes de esta semana en las rutas 78 y 68 que van al litoral central.
Era el lanzamiento regional de la tercera generación del pequeño automóvil citadino de la marca coreana, que ahora se actualiza con un rediseño importante en el frontal, donde incorpora rasgos muy representativos de otros modelos de Kia.

Hay faros angulares de proyección, señalizadores de viraje con ledes y luces diurnas. En la zaga también se aprecian retoques al dibujo del portalón, las luces de cola y el silenciador con dos salidas de escape juntas. Sin crecer en el largo total respecto de la versión anterior (3.595 mm), el nuevo Kia Morning se
dio el lujo de ampliar el habitáculo con varias genialidades de ingeniería.
Por ejemplo, el tren delantero se desplazó 25 mm hacia el parachoques, acortando el voladizo anterior y adelantando levemente la cabina. Con ello se incrementó la profundidad para las piernas en las plazas delanteras, al tiempo que la base del tablero se subió 15 mm para que aumentara la altura para las rodillas.

El rediseño del tablero contempla unas líneas más modernas que producen una ilusión óptica de mayor anchura, aunque también es la misma del modelo anterior (1.595 mm), al igual que la altura (1.485 mm).
Producto de estas movidas de componentes, la distancia entre ejes creció en 15 mm (quedó en 2.400 mm) y el maletero es ahora de 250 litros (era de 200) y tiene un piso removible para ganar profundidad.
Por ello, la habitabilidad es mejor que la que ofrecía la versión precedente. Y si a ello se agregan las mejoras en el aislamiento acústico, con doble espuma detrás del tablero, los refuerzos en las bases de los pilares y el mayor grosor de los soportes del motor, los ruidos de la rodadura, del viento y los provenientes desde el propulsor se rebajaron en varios decibeles, lo que es claramente apreciable en la conducción en
carretera.

Bajo el capó, el nuevo Kia Morning dispondrá de dos tipos de motorizaciones: una de un litro y 68 caballos de potencia, con transmisión manual de cinco velocidades, y otras tres versiones con propulsores de 1,2 litros, 84 hp y cajas de cambios manual de 5 marchas o automática de 4.
Una de estas tres versiones es la llamada GT Line, que se incorporará con posterioridad y ofrecerá un mayor nivel de equipamiento, tanto en confort como en seguridad, ya que incorporará hasta seis airbags, un paso adelante de Kia en su modelo más pequeño, que siempre ha contado solo con 2 bolsas delanteras.

El equipamiento de los modelos GT Line tendrá como opción un sistema de radio y multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas compatible con las aplicaciones Apple Car Play (iPhone) y Android Auto para
teléfonos inteligentes. Los precios del nuevo Kia Morning parten en $6.190.000 y llegan hasta los $8.290.000 para la versión 1,2 con transmisión automática.
Ver en EL MERCURIO
CLASIFICADOS AUTOMÓVILES
CLASIFONO Publica tu aviso aquí